Game2:Winter es una muestra de que, socialmente, aún estamos muy lejos de creer, aunque sea un poco, en la libertad. Podría parecer que no pero, en realidad, casi todo suceso es susceptible de ser analizado ideológicamente. ¿No es nuestra condena de un espectáculo donde participan, de buena gana, personas libres, una forma más de demostrar que lo queremos controlar todo? ¿No es el reflejo de la obsesión por el bienestar y la seguridad que nos ha inculcado la política de hoy en día?