El “efecto llamada” de la inmigración en España y el apagón informativo de Salvamento Marítimo

Dado que la información en Internet no es permanente, y menos en diarios de ideología fuerte, dejaré el enlace al artículo de Público mientras, al mismo tiempo, rescato buena parte de la información existente en él:

https://www.publico.es/sociedad/llegada-migrantes-espana-duplica-2018-disminuye-ue.html

“El número de llegadas de migrantes a España se duplicó en 2018 por segundo año consecutivo hasta los 57.000, mientras que ha caído a su mínimo en el conjunto de la Unión Europea (UE) en los últimos cinco años, hasta los 150.000, según cifras publicadas por Frontex este viernes.”

“El número de llegadas a Italia se sitúa ya en su nivel más bajo desde 2012, gracias a la caída del 87% de las llegadas desde libia y a cerca de la mitad desde Argelia, mientras que las llegadas desde Túnez se han permanecido estables. Tunecinos y eritreos representan un tercio de todos los migrantes que llegan a Europa a través de Italia.”

“Uno de cada cinco migrantes que llegó a Europa en 2018 aseguró ser menor de edad, según los datos de Frontex, que estima en cerca de 4.000 los menos no acompañados llegados y constata que el 18% del total de migrantes que llegaron eran mujeres.”

Los datos no suelen ser agradables, pero afortunadamente existen. Conociendo el discurso generalizado en los medios de comunicación, que pregonan la inexistencia de un posible efecto llamada a raíz de las políticas del gobierno de Pedro Sánchez, así como la situación de crisis humanitaria que afrontan las personas vulnerables y las tendencias heroicas que manifiestan, resulta curioso constatar algunos elementos que no acaban de cuadrar:

-Supuestamente, los inmigrantes (o migrantes, como queráis) vienen para salvar su vida. Siendo esto así, sorprende que solo uno de cada cinco se identifiquen como menores de edad, y que menos de uno de cada cinco sean mujeres. Siendo estos los colectivos más vulnerables a priori, resulta increíble que generalmente sean varones mayores de edad los que arriban a nuestro territorio. Se entiende la motivación económica de enviar al miembro de la familia más capaz de obtener recursos, pero no cuadra con el supuesto sacrificio de padres y madres de familia que “mandan a sus hijos” a Europa con tal de que tengan una vida mejor o, incluso, de que escapen de la guerra y la desolación.

-Según Público, es la segunda vez consecutiva que se duplica la afluencia de migrantes a España. No pretendo defender la hipótesis del efecto llamada, pero descartarlo como explicación sería bastante atrevido a priori.

Por otro lado, hay quien dice que las noticias relacionadas, si se leen juntas, se entienden mejor, de modo que hagamos un esfuerzo con esta nota de “El Mundo”:

https://www.elmundo.es/espana/2019/01/02/5c2bbc40fdddff504f8b468e.html

En ella, se nos habla de que se ha dejado de informar sobre la llegada de pateras a las costas españolas, cosa que, aparentemente, antes era notablemente común:

“Lo explica Ismael Furió, representante de la CGT en el organismo: «Sasemar ha decidido no informar en redes de estas llegadas. No es algo que el Gobierno considere que venda en este momento», explica. El apagón informativo coincide, además, con la irrupción de Vox y su discurso anti inmigración irregular. Fuentes de prensa de Sasemar indican que obedece a «una revisión de la estrategia de comunicación».”

“Según la CGT, la estrategia «es hacernos desaparecer de los medios» a la vez que se retiran los refuerzos que se consiguieron este verano, dado el aumento de la llegada de pateras. El sindicalista denuncia que, en paralelo, no se ahorró en gastos para celebrar el 25 aniversario de la creación de este cuerpo de rescate marítimo rediseño del logotipo incluido y entrega de premios en Madrid, con decenas de invitados llegados de toda España.”

Leer la información con lupa suele ser interesante. Frontex informa de que la afluencia de migrantes ha aumentado en España y, al mismo tiempo, el nuevo ejecutivo socialista impone, aparentemente, un enfoque nuevo a Salvamento Marítimo, más “recatado” respecto al júbilo del rescate de personas que vienen en patera.

Creo que ninguna persona medianamente decente se siente bien respecto al sufrimiento de ningún ser humano en el mar, ni pienso que existan organizaciones tan crueles como para promover que el continente africano no mejore su situación. Lo que sí pienso que existe, y cada vez es más evidente, es un desmantelamiento terrible del discurso tradicional sobre la inmigración, un aluvión de datos que respaldan (quizá tristemente) las tesis conservadoras o, incluso, reaccionarias, mientras dejan “en pañales” la dialéctica progresista, que no ha sabido articular un discurso coherente y razonable respecto a un asunto tan complejo. La realidad actual es que la población se está dando cuenta de que las tesis izquierdistas no concuerdan con las cifras, y eso se debe no a que la izquierda carezca de habilidad para articular una explicación adecuada a muchos ámbitos sino, más bien, a que han creído que apelando al sentimentalismo y al instinto gregario de los ciudadanos les valdría para mantenerlos ajenos a la debilidad de sus razonamientos.

O se esfuerzan por adaptarse al siglo XXI o van a seguir pasándolo mal.

¡DAME “ME GUSTA” EN FACEBOOK PARA ESTAR AL TANTO DE MIS ARTÍCULOS!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *