¿La realidad le da la razón a Le Pen? (Elecciones Francesas)

Se dice hoy, víspera de las Elecciones Presidenciales en Francia, que el atentado sufrido en los Campos Elíseos beneficia a Marine Le Pen. De hecho, una de las reporteras de RTVE se atrevió a afirmar en directo que el atentado “le daba la razón a Le Pen” aquella noche.

Lo que no es lógico es que mantengamos en nuestros países a “sospechosos de pertenecer a círculos islámicos radicales”, como Karim Cheurfi, el autor del último ataque. Condenado a 15 años de cárcel por tratar de asesinar a tres hombres (dos de ellos policías, qué casualidad), que un año después de salir de la cárcel volvió a entrar por robo y que, después de salir esta segunda vez, incumplió su libertad condicional marchándose a Argelia. No solo eso, sino que estaba investigado desde 2016 por su posible radicalización, teniendo la seguridad francesa informaciones que apuntaban a que “quería matar policías para vengar a los musulmanes muertos en Siria”.

http://internacional.elpais.com/…/ac…/1492762819_074790.html

La pregunta es: ¿Cuándo será suficiente? ¿Por qué tenemos que convivir con gente así? No es una cuestión de religión, no es islam. Son personas que SABEMOS que son sospechosas de haberse radicalizado. Que son vigiladas por la policía por pertenecer a círculos que SABEMOS que contienen elementos religiosos cercanos a la radicalidad. Lo peor es que están fichados y supuestamente vigilados, porque se sabe que son peligrosos. Barrios y barrios “turbios” dentro de nuestros países de los que preferimos no saber nada. Y, otra vez más, ¿por qué? ¿Qué necesidad hay?

¿Por qué tiene que morir alguien si falla por una vez la seguridad y aciertan a cumplir sus objetivos? ¿Por qué hay que vivir asustado de gente que la policía conoce? No son simples cifras. No es que haya muerto un policía, o dos, o tres. Es que podemos ser cualquiera de nosotros. Puede aparecer mañana uno de esos “locos vigiladísimos” y pegarnos un tiro. Vigiladísimos, reitero. Un par de días de luto y otra vez saldrán los políticos a elogiar la “estrecha vigilancia” que no evitó que a nosotros nos quitaran la vida. Y así una y otra vez.

Hablan muchos partidos de derecha-extrema derecha en su programa de expulsar a los imanes radicales y medidas de ese estilo, y yo me pregunto, ¿pero en qué cabeza cabe que tenga que ganar Marine Le Pen para que se eche a gente que sabemos que es peligrosa? ¿En serio estamos tan locos como para justificar la convivencia con ellos? Luego nos preguntamos por qué suben los radicalismos, pero la respuesta es sencilla: la gente teme MORIR. En un país europeo. Morir a manos de gente que luego resulta que “estaba fichada por la policía” y “era sospechosa de radicalización”. Vergüenza nos tendría que dar.

Por cierto, os regalo una noticia del 2016 que no había visto. Igual a alguno le sorprende como a mí.

http://www.elespanol.com/m…/europa/20160716/140486642_0.html

Por cierto, un pronóstico: Le Pen y Fillon pasarán a la segunda vuelta. Ahí lo dejo.

¡Dame “Me Gusta” en Facebook o Sígueme en Twitter si te ha gustado este artículo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *