Grado en Filosofía (UNED): mi opinión sincera

Acabamos con esta serie de (dos) artículos hablando sobre los estudios que he cursado. El primer artículo tuvo que ver con la carrera de Matemáticas, mientras éste se centrará en la de Filosofía. Dado que la estoy cursando por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), también servirá como una revisión de mis impresiones acerca de estudiar alejado de lo presencial, aunque ya hice un post al respecto (click aquí para leerlo). Como siempre, esto es solo una opinión personal que se limita a mi experiencia, y no pretendo que nadie tome una decisión basándose en mi criterio. Con ver el anterior artículo, el de Matemáticas, no os costará comprender que pretendo ser sincero y, por ende, brutalmente subjetivo. De nuevo, el consejo es el mismo: si os encontráis en mi misma situación, o si os preocupa lo mismo que a mí, os será útil. Si no, es un punto de vista más. Nunca sobran, o eso creo.

La carrera de Filosofía está muy mal vista por una parte de la sociedad (la que la relaciona con el consumo de sustancias estupefacientes, el desinterés por la realidad y la falta de contacto con una vida normal), pero además se encuentra, en el mundo laboral, escasamente valorada, pues estos mismos prejuicios se extienden a la hora de contratar a alguien. Debido a mi miedo a encontrarme luego sin trabajo, quienes me conozcáis sabréis que estudié Matemáticas de forma presencial para asegurarme una salida; de ese modo, sería un hipócrita si recomendase a alguien escoger este Grado como primera opción. En mi caso fue la segunda, y una opción de enriquecimiento personal que disfrutar sin grandes pretensiones.

Filosofía no es una carrera de memorizar o, al menos, no lo es en la UNED. La propia estructura de los exámenes niega esa dinámica. Se tiende, de forma constante, al comentario de texto y a proponer temas genéricos, con mucha libertad para que el alumno elabore su respuesta de la forma que considere oportuna. Por ejemplo, las cuestiones suelen tener la forma genérica, en Historia de la Filosofía, de “Nombre de un filósofo. Alguna característica de su pensamiento”. Pongamos “Platón. El mito de la caverna”. En la UNED, al menos, no se te exige que te ciñas a un contenido concreto. No es como Matemáticas, no te van a pedir “demuestra el Teorema de X”. Te van a proponer que hables de un autor, o de un período de la historia del pensamiento, o de una corriente concreta, pero nunca estableciéndote exactamente el párrafo que les interesa.

Obviamente, es una carrera “de leer”, pero siempre me ha parecido que esas afirmaciones son bastante vacías. Toda carrera es “de leer”, en el fondo. En Matemáticas, las demostraciones son parrafadas interminables que buena parte de los alumnos se dedican a memorizar de manera compulsiva (lo siento mucho, es así. Quien ha ido a clase conmigo lo reconocería). Al fin y al cabo, para saber de algo hay que leerlo. Para conocer las leyes, para saber qué técnicas se están utilizando en Psicología, para entender la teoría de cuerdas… al final, todo son libros, y libros, y libros. El saber se transmite así. La única diferencia es que entienden que no hay una aplicación práctica que se pueda proponer en un examen, como resolver integrales, aplicar la ley a un caso concreto o tratar con un paciente. En eso he de admitir que razón no les falta (reitero, me circunscribo al ámbito del examen).

Hay asignaturas de todos los tipos. Hay Teoría Literaria, Historia de la Filosofía, Historia de la Ciencia, Lógica, Ética… y pasará como en cualquier otra carrera: habrá materias que sean más de tu agrado y otras que detestes. Basta con ver el temario para entender que la Filosofía es un ámbito muy amplio. Respecto a la necesidad de profesores, me gustaría matizar algo que generalmente se dice, y que enraíza bien con lo anterior: creo que casi cualquier carrera está superpoblada de profesores. Los manuales son, generalmente, más que suficientes para entender una asignatura tanto en Filosofía como en Matemáticas, y sobraría con espacios para que los alumnos interactuasen y en torno a un 50% de las clases que se dan en la actualidad. Al fin y al cabo, la capacidad de concentración del ser humano es enormemente reducida y la pérdida del interés llega fácilmente si se satura al alumno con horas de atención impuesta. Dirán que las clases son optativas, pero lo cierto es que estás pagándolas también, de modo que suponen un gasto en sí mismas. Ese ahorro en costes seguro que vendría bien, pero ése es otro tema.

Debo decir que los textos de la carrera de Filosofía son de una notable calidad, al menos bajo mi punto de vista. Las lecturas sugeridas en la UNED, tanto la bibliografía básica como la complementaria, son suficientes para entender de una forma general cada una de las materias. Evidentemente, no todas las comprenderás de la misma manera, y desde luego la experiencia será tan fragmentada e incompleta como lo puede ser un grado generalista de cuatro años. Saldrás siendo un aprendiz de todo y un experto de nada, pero eso es algo común en la universidad de hoy en día.

La base de todo es el desarrollo. Se trata de una progresión natural de lo que se da en la asignatura de Filosofía de Bachillerato, tanto en el tipo de contenido (siempre bastante didáctico, con continuas explicaciones y aclaraciones) como en la forma de evaluar. Se valora la capacidad de expresión, el extraer conclusiones de lo leído, la forma de esquematizar los contenidos, hilar correctamente las ideas y algo que creo que es fundamental para la sociedad de hoy en día: la precisión en el lenguaje. Reproducir correctamente las ideas de otro y saber realizar una crítica fundamentada en esa comprensión, a través de las palabras correctas. Si tuviese que resumir lo que aporta estudiar Filosofía, diría que es esa facultad.

Por otro lado, y como conclusión, diré que mi opinión está sesgada, también, por el hecho de que lo que estudio en este Grado me parece particularmente interesante y lo disfruto con honestidad. Cualquiera que quiera comparar los posts sobre Matemáticas y Filosofía hará bien en tenerlo en cuenta. Dicho esto, solamente espero que mi perspectiva sea de ayuda.

Una respuesta to “Grado en Filosofía (UNED): mi opinión sincera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *