Entrevista a Javier Bezares, de Unión, Progreso y Democracia (UPyD)

Hoy os traigo algo especial: una entrevista.

El entrevistado es Javier Bezares, miembro del Consejo de Dirección de un partido que, después de dar el gran salto hace unos años, ahora está pasando por un período de reflexión en pos de una profunda remodelación. Hablo, como no podía ser de otra forma, de Unión, Progreso y Democracia (UPyD). Javier es, además de responsable de relaciones con la sociedad civil de su partido, profesor de oboe, lenguaje musical y director de orquesta. Su perfil polivalente es lo que me ha llevado a ponerme en contacto con él para preparar esta entrevista, aunque para mí sea, más bien, una amistosa conversación sobre moral y política.

P: Buenos días, Javier, un placer que contestes a mis preguntas. En primer lugar, tras tu presentación, una pregunta obligada: ¿Qué hace que un amante de la música se decida a inmiscuirse activamente en algo tan polémico y alejado, a veces, de la armonía, como es la política?

R: Nietzsche decía que la cultura y el Estado son rivales y eso no debe ser así. La música es cultura, y la cultura es imprescindible para avanzar como sociedad. Un buen político debe ser como un director de orquesta, transmitir lo que siente.

P: No se puede evitar la pregunta: ¿Cómo piensas que puede pasar un partido de quedarse fuera del Parlamento a ser alternativa de gobierno dentro de 4 años?

R: Dentro de unos meses celebraremos el III Congreso Ordinario de UPYD. Vamos a hacer un proyecto de partido ilusionante. Queremos que todos los ciudadanos que crean en el progreso de la sociedad se sientan representados. En cuatro años los partidos nuevos quedarán retratados, y nosotros ofreceremos una alternativa de gobierno para todos. De izquierda a derecha.

P: Una vez hecha la pregunta obvia, toca hablar más de ti. ¿Consideras que la izquierda y la derecha son calificaciones obsoletas, o aún crees que pueden ser de ayuda para que la Ciudadanía entienda las propuestas?

R: Son calificaciones obsoletas, sin duda. Nosotros preferimos hablar de medidas progresistas.

P: Muchas veces se ha acusado a UPYD de exceso de pragmatismo. Podemos ha recibido la acusación contraria, la de ser un partido populista de ideas irrealizables. ¿Es Javier Bezares partidario de utilizar el sentimentalismo para hacer política, o prefiere dejar que el cerebro domine?

R: Los sentimentalismos nos llevan a situaciones como las de Cataluña. Las propuestas deben hacerse atendiendo a la razón. Ahora bien, necesitamos volver a ilusionar a la gente. Hoy es más necesario que nunca un proyecto que defienda la igualdad de todos.

P: UPYD va a pasar por un Congreso donde va a tener que afrontar sus verdaderos problemas. ¿Crees que es momento de redefinir UPYD y romper con la actuación de los últimos tiempos, o piensas que UPYD no necesita una renovación tan a fondo?

R: No debemos renunciar a nuestros principios, ni desprendernos de nuestra impecable trayectoria. Es momento de renovar nuestro discurso, hacerlo más atractivo. Aspiramos a ser un partido que acoja a personas que crean en el progreso de la sociedad. Ese es nuestro principal objetivo.

P: ¿Qué crees que le ha faltado a UPYD que sí hayan tenido Podemos o Ciudadanos? ¿Qué es lo que te viene a la cabeza cuando piensas en tus rivales de la “nueva política”?

R: Ciudadanos y Podemos tienen una puesta en escena espectacular. Tienen controlado hasta los gestos para las fotos. UPYD hemos hecho un enorme trabajo en el Congreso, pero no hemos sabido venderlo. No tenemos los espacios televisivos que sí tienen otros partidos nuevos.

P: El Parlamento actual es una mezcla de diferentes tendencias, incluso en el discurso. ¿Eres partidario de las declaraciones agresivas, directas y pasionales, o crees que un diputado nunca debe dejar de ser formal?

R: Un Diputado debe decir lo que piensa y pensar lo que dice. Soy partidario de hacer un discurso sin tapujos, sin sobrepasar la línea del respeto. Podemos atacar las ideas pero nunca a las personas.

P: ¿Cree Javier Bezares que en este país hay dos bandos irreconciliable, ya sean “los de arriba y los de abajo” o “la derecha y la izquierda”, o piensa que un proyecto concreto puede ser capaz de convencer a todos los españoles y romper con el discurso de las “dos Españas”?

R: UPYD hemos conseguido convencer a todos, de izquierda a derecha. Dentro del partido hay personas con diferentes tendencias ideológicas. Ahora bien, todos tenemos algo en común: queremos un país de progreso.

P: ¿Piensas que la Educación está siendo utilizada como un arma de adoctrinamiento? Y, si es así, ¿qué se puede hacer para evitar que nuestros pequeños caigan en doctrinas peligrosas?

R: El Estado debe recuperar las competencias en Educación. No es concebible que una niña asturiana aprenda cosas distintas que una niña murciana. Debemos llegar a un Pacto de Estado por la Educación que implique a padres, alumnos, profesores y administración.

P: En relación a la pregunta anterior, ¿cuál es la solución para el conflicto independentista en Cataluña? La fragmentación social es evidente, y el independentismo es especialmente popular entre los más jóvenes.

R: La solución para el conflicto catalán pasa por el diálogo. Creo que debemos sentarnos en una mesa y hablar. Ahora bien, no se puede jugar con los sentimientos de la gente. Por delante se les dice que el Estado les roba y por detrás están derrochando millonadas en la independencia. Terrible.

P: ¿Por qué cree que España ha tolerado de esta manera la corrupción? ¿Qué hace que en otro país un político dimita por equivocarse en su declaración de la renta y aquí no haya manera de apartar de su escaño a determinados personajes que todos conocemos?

R: Nunca entenderé que se siga votando al partido más corrupto. Los aforamientos otorgan ciertos privilegios que en otros países no tienen. Creo que ha calado el mensaje de que todos los partidos somos iguales. Y lo cierto es que UPYD no hemos tenido ni un solo caso de corrupción en estos 9 años de vida.

P: ¿Cree Javier Bezares que España necesita un cambio de mentalidad, de políticos, o de políticos y mentalidad?

R: España merece políticos que den la talla. La primera propuesta del Partido Popular ha sido para intentar prohibir los memes. Más recortes a nuestra libertad de expresión. Necesitamos políticos que se preocupen por los problemas reales de la gente. Me hubiese gustado que la primera medida fuese para resolver la delicada situación de las pensiones.

P: El No a la paz en Colombia, el Brexit, el ascenso de Donald Trump… ¿Cómo enfrentarse desde el centro a un mundo de posturas enfrentadas?

R: Sin duda las tres decisiones más importantes la historia reciente. Creo que se puede gobernar para todos, con sus formas de vida, sus opiniones y sus ideales. Desde el centro se puede crear un punto de encuentro para todos, de izquierda a derecha y de arriba abajo.

P: Un debate latente es el del modelo de Estado. ¿Qué defiendes, una Monarquía como hasta ahora o una República para España? ¿Crees que es un tema en el que las fuerzas políticas deben mojarse?

R: No soy monárquico. Creo que los ciudadanos debemos decidir qué modelo de Estado queremos. No debe ser una votación únicamente sobre monarquía o república. Discutamos sobre una reforma constitucional que incluya el modelo territorial, participación ciudadana, transparencia y otras reformas trascendentales para el sistema democrático.

P: ¿Cómo valoras el interés de los jóvenes por la cultura? ¿Lo consideras suficiente o piensas que nos estamos deteriorando como sociedad?

R: A los jóvenes nos interesa la cultura y no nos dejan acceder a ella. Debemos fomentar la cultura reduciendo el IVA al 4%. Creo que los políticos debemos apostar por la promoción de la cultura y las artes.

P: ¿Cuál es tu verdadera pasión? ¿Dónde te ves dentro de cuatro años?

R: Mi verdadera pasión es la música. En cuatro años estaré en un instituto de secundaria impartiendo clases. Y defendiendo las causas justas allí donde decidan los afiliados de UPYD.

P: ¿Por qué cree Javier Bezares que es tan difícil que los jóvenes se interesen por la política? ¿Por qué las juventudes de los partidos políticos tienen aún tan poco peso relativo?

R: UPYD es un partido joven sin juventudes. Estamos capacitados para luchar con el resto de compañeros. Yo mismo, con 23 años, soy el más joven en una dirección nacional. No es una cuestión de edad sino de voluntad. Nunca entenderé los partidos políticos con juventudes.

P: ¿Siente, en UPYD, que su proyecto soñado realmente se puede hacer realidad?

R: Estoy convencido que se puede hacer realidad. En 2008 nadie hablaba de aforamientos, de privilegios políticos, de regeneración democrática, de transparencia o de cerrar el Senado. Desde que llegamos UPYD al Congreso muchos han asumido estas propuestas.

P: Y una última pregunta, esta de lucimiento: ¿Por qué cree que UPYD puede llegar a gobernar España?

R: Ahora empieza todo. En enero UPYD celebraremos el III Congreso Ordinario y los progresistas decidiremos qué futuro queremos para nuestro país. En cuatro años volveremos al Congreso de los Diputados, Parlamentos autonómicos y ayuntamientos donde nos apoyen los vecinos. Ofreceremos buena política frente a la mala política.

Los partidos nuevos quedarán retratados. Una cosa es prometer y otra gobernar. Hay un espacio ideológico sin ocupar, el del progresismo y la buena política.

—————————————————————————————-

Espero poder llenar esta sección de entrevistas tan interesantes como la que he tenido la oportunidad de tener con Javier. Está claro que los nuevos actores de la política no tienen miedo a ser preguntados, y están preparados para dar la batalla en cualquier terreno. No me queda nada más que agradecer al entrevistado que haya dedicado su tiempo a contestar estas cuestiones.

Mucha suerte, Javier.

Dame “Me Gusta” en Facebook o Sígueme en Twitter

3 comentarios


  1. ·

Responder a Cartagena Field Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *